Publicado el Deja un comentario

¿Cómo comprar una casa? III Mínimos necesarios

Mínimo

En este artículo vamos ha hablar sobre los mínimos necesarios para poder tener acceso a la compra de un inmueble.

Para nosotros necesitamos básicamente dos cosas; la primera es la firme convicción de que es lo que queremos hacer.

¿Y porque digo esto? Pues verás, el comprar una casa no es un proceso fácil ni tranquilo. Más de una vez sentirás agobios y presión en el pecho ante la incertidumbre y para poder superarlo hay que tener una firme convicción de que es lo que queremos hacer.

Lo segundo es una necesidad ¿Porque quiero comprar una casa? Basicamente hay dos opciones, las más comunes, aunque puede haber mas. La primera es para vivir, tal cual, nos hemos cansado de pagar un alquiler y hemos decidido que ya es hora de comprar la vivienda de nuestros sueños.

Y la segunda es como inversión, o sea, que de alguna forma queremos generar unos beneficios en el inmueble que queremos adquirir.

Vale y ¿para el banco?

Pues el banco quiere dos cosas primero que puedas comprarlo ahora y segundo que puedas pagarlo a lo largo del tiempo.

Para comprarlo ahora te pedirá que tú también asumas un riesgo aportando el 20 % que el banco no pone y corriendo con los gastos de compra-venta e hipoteca. También comprobará que no tienes otras deudas que impidan poder pagar la hipoteca.

Para poder demostrar que podrás pagar en el futuro las cuotas te pedirá unos ingresos recurrentes mínimamente asegurados, entre más seguro mejor. Y que la suma de tus gastos no impidan una vida relativamente tranquila.

«Para cualquier inversión solo necesitas tres cosas:

Formación, tiempo y dinero.»

Es mío y ahora tuyo, aprovéchalo.

Hagamos la cuenta de la vieja:

Si sumas tus gastos actuales y les añades la cuota del préstamo no puede ser mayor al 35% de tus ingresos. Así es como mira si puedes pagarlo. Si ganas 2000 no podrás dedicar más de 700 euros a pagar prestamos y cuotas hipotecarías. Podría parecer mucho pero en verdad si sumas la cuota de algún préstamo personal que tengas, más la deuda de alguna tarjeta de crédito ya irías raspado.

Así que si quieres comprar un inmueble no solo deberás de tener el 20% del coste de la vivienda y los gastos de compra-venta, sino que además deberás de disponer de un perfil crediticio que al banco le guste.

Y ahora que

Ya sabemos para que queremos comprar una casa, sabemos que el banco no daría el dinero, sabemos que podemos pagarlo. ¿Y ahora que? pues una de las partes más importantes.

Que casa puedo comprar.

Cuantas veces habré visto a gente que compra una hipoteca a la que destina el 35 o el 40 % de sus ingresos porque quiere vivir en la «casa de sus sueños». O se lanzan a comprar un inmueble porque han conseguido la hipoteca sin saber si la vivienda es rentable o está en precio de mercado.

Muchos embargos (acostúmbrate a esta palabra, pero sin miedo) se deben a una falta de previsión o calculo de las necesidades reales de los compradores.

Porque una cosa es que puedas comprarte un inmueble y otra muy distinta que debas hacerlo.

Sí la casa que quieres comprar es para vivir, te diré que como mínimo debes saber que no va ha ser para toda la vida. Eso tenlo por seguro. Porque las cosas cambian el tiempo pasa y todo es relativo.

Cuando compras una casa para vivir, piensa también como quieres vivir. Yo no destinaría más del 20 % de mis ingresos en pagar una hipoteca. Me parecería una barbaridad, no es necesario. Y si eso implica que en vez de una casa de 170.000 Euros me tengo que conformar con una casa de 95.000 Euros, pues mejor la de 95.000 Euros. Te prometo que no te arrepentirás de ser comedido.

Y si es para invertir (ya dedicaré varios artículos a este tipo de inversión) lo que hay es que hacer números. Cómo resumen te diré que como mínimo debería de darte más del 10 % de rentabilidad (lo explicaré otro día). La inversión en inmueble es otro canta, así que como ahora lo que quiero es que aprendas a comprar una casa me entretendré en explicar inversiones inteligentes más adelante.

Resumen

Importante; Porqué y para qué quiero una casa definirá el tipo de operación y los requisitos necesarios para comprar un inmueble.

Si ya tienes el 20% y los gastos de compra-venta continuaremos en el siguiente artículo. Sí no lo tienes te animo encarecidamente a que ahorres o busque otro tipo de financiación no financiera (valga la redundancia) y te lances a la compra de un inmueble. El momento es ahora.

Compartir

Antes de terminar quiero compartir un enlace a la web Inversor Directivo que es el blog de un inversor que ha conseguido la Libertad financiera a los 36 años y con una familia numerosa, que ya tiene merito.

Un saludo, Cocorafa.

close

¡ESPERA, NO TE VAYAS!

Quieres estar informado sobre cual es la mejor forma de ahorrar e invertir

¡No enviamos SPAN! Prometido. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Cocorafa.es
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.